Seleccionar página

Para los amantes del submarinismo, un crucero de buceo es la modalidad de viaje más recomendada, aunque también puede resultar una experiencia única para aquellos aficionados que deseen iniciarse en el mundo del buceo.

El submarinismo es una actividad que resulta muy placentera para quienes gustan de sumergirse en entornos marinos de diferentes mares. Los mares tropicales, con sus arrecifes de coral, por ejemplo, descubren un mundo de vida inigualable.

En los cruceros de buceo se pretende disfrutar al máximo de la experiencia, pero para evitar cualquier incidente debemos estar prevenidos y hacer todos los preparativos del viaje con suficiente antelación.

Lo primero que tenemos que tener claro es el tipo de viaje que vamos a realizar, si vamos a participar en todas las actividades o solo en las que tengamos un interés especial. Algunos buceadores hacen su elección en función de un lugar concreto o de un tipo de fauna o de los vegetales marinos que quieran observar.

En cualquier caso, si vamos a realizar inmersiones de buceo debemos contar con carné de buceo, libro de inmersiones, seguro de buceo que cubra el tipo de inmersión a realizar y un certificado médico que acredite nuestro estado óptimo de salud para la práctica del buceo, que incluya un electrocardiograma y las pruebas de esfuerzo.

Respecto al equipaje de buceo necesitaremos un traje de neopreno, el cual debe tener un grosor acorde con la temperatura del agua y con la profundidad, aletas, chaleco, guantes, escarpines, gorro, cinturón de plomo, lastre y rodilleras. Para inmersiones profundas se necesita botella de buceo y si se quieren realizar fotos se precisa una cámara de fotos junto a sus dispositivos, tales como lentes, baterías, flash y tarjetas de memoria.

El material accesorio para el buceo estará integrado por mosquetones, hilo para boya, boya de emergencia, boya de descompensación, tabla de descompensación, carrete de hilo guía, tira para la máscara, cuchillo de submarinismo, etc.

Para después de la inmersión necesitaremos toallas, ropa seca, gafas de sol y crema protectora.

Nunca debemos olvidar revisar el material y comprobar que todo se encuentra en perfecto estado. También es muy importante informarnos sobre el lugar donde vamos a realizar la inmersión, estudiar el plan, las cuotas de inmersión, el tiempo de la inmersión y el estado de la mar.

Una última recomendación, está totalmente desaconsejado tomar un avión durante las 24 horas siguientes a la inmersión.

Share This