Seleccionar página

Buceo Mar Rojo

El Mar Rojo ocupa una superficie de unos 438.000 km2 y tiene una profundidad media de 500 metros, lo que proporciona gran riqueza de nutrientes a sus aguas para alimentar sus maravillosos arrecifes de coral. Está considerado como una de las mejores zonas para practicar buceo, debido a las maravillas que posee como mundo submarino, por sus hermosos jardines de coral, sus característicos tiburones o los pecios que componen un auténtico cementerio acuático de barcos.

El nombre del Mar Rojo, proviene de un tipo de alga que tiñe de colores rojizos sus aguas y sirven de alimento para mantener un ecosistema con más de 1.000 especies submarinas de invertebrados, otras más de 1.000 especies de peces de diferentes y unas 250 variedades de coral. La situación del Mar Rojo le proporciona una temperatura muy estable para poder bucear en cualquier época del año, que varía desde los 30 grados en verano a los 20 grados en invierno.

El buceo en el Mar Rojo es una gran opción tanto por su riqueza animal como por las facilidades que ofrece para iniciados o para expertos del deporte submarino. Existe una gran oferta de resorts y hoteles que incluyen la práctica de buceo en sus paquetes.

En la zona norte, encontramos el destino conocido como Sharm El Sheikh, reconocido como uno de los mejores lugares para practicar buceo de todo el mundo. Allí abundan los corales junto a barcos hundidos, situado junto al parque natural de Ras Mohammed, con miles de peces y cientos de corales. También es interesante el estrecho de Tirán, donde se mezclan fuertes corriente con paredes abisales, donde es frecuente encontrar tiburones martillo o tiburones ballena. Hurghada es una zona caracterizada por los pecios, mostrando una imagen sobrecogedora del suelo marino que contrasta con hermosos arrecifes de corales.

En la parte sur del Mar Rojo, encontramos rutas de buceo que requieren de una mayor experiencia, como son Marsa Alam, donde encontramos peces increíbles como el tiburón longimanus, martillo o tigre. Es un lugar repleto de corales y peces de colores, y también es el hogar del dudongo, una gigantesca criatura marina. St. John´s es una zona alejada del turismo, con grandes corrientes que atraen a los depredadores para alimentarse como tiburones, tortugas, delfines o mantas rayas. Además, encontramos Sudán, con un acceso más complicado, pero es el goce de los buceadores más experimentados por sus fondos vírgenes menos concurridos por los visitantes.

Share This