Seleccionar página

Muchos son los buceadores que a lo largo de su vida buscan viajes orientados al buceo. Vida marina, arrecifes de coral, pecios o naufragios. Y dentro de estos últimos, naufragios sumergidos, que por suerte, ocupan un gran catálogo de tesoros por descubrir bajo el mar. Investigar todos esos tesoros ocultos cuando realizas tu actividad favorita es toda una aventura submarina.

¿Dónde? Te contamos algunos de los mejores lugares del planeta para realizar buceo de naufragios.

S.S. President Coolidge. Catalogado como el barco hundido más grande del planeta. Se encuentra en Vanuatu, país localizado en el océano Pacífico Sur. Fue un crucero de lujo que más adelante se transformó en un barco militar. Se encuentra a unos 30 metros de profundidad, aunque la proa puede divisarse a unos 20 metros. Es perfecto para buceadores tanto principiantes como expertos.

El ‘Titanic’ español. Se encuentra en Cabo de Palos, en Murcia (España). Esta zona se ha convertido, con el paso de los años, en un gran cementerio de pecios y naufragios del mar Mediterráneo. El Naranjito, Carbonero o Stanfield son algunos de los más conocidos. El más importante es el Sirio, puesto que su naufragio supuso una gran tragedia tanto para la navegación civil como para su historia. El buceo de naufragios en Cabo de Palos puede considerarse uno de los sitios más interesantes por albergar entre sus aguas más de 50 barcos hundidos.

S.S. Yongala. El naufragio con más vida marina alrededor. Se encuentra cerca de Queensland (Australia), a una profundidad de unos 28 metros. Hundido en la zona de lo que hoy en día es la famosa barrera de Coral, solo es recomendable para buceadores muy expertos, puesto que existe mucha corriente. Esto también hace que la misma fuerza del agua atraiga a grandes bancos de peces o tortugas para hacer más placentera cada inmersión que realices.

S.S. Thistlegorm. La joya del Mar Rojo. Ubicado en Egipto, el naufragio de este barco de guerra se ha convertido en uno de los destinos más aclamados por buceadores. Conservando a día de hoy gran parte de su carga, así como camiones y motos, lo que lo hace más suculento. Se encuentra a unos 30 metros de profundidad y se recomienda ser de nivel medio o experto, puesto que al tener la popa torcida, muchos buzos se desorientan. Si eres claustrofóbico, tampoco es aconsejable.

Share This